Cómo llegar a Aroche Huelva

Dirigiéndose al oeste por 14 km a lo largo de la N433 se llega a Aroche Huelva , a la vista de la frontera con Portugal. Situado en una colina dominada por su castillo y con una fértil llanura debajo, es un lugar pequeño y limpio, con calles empedradas de paredes blancas donde, debido a que recibe tan pocos visitantes, puede estar seguro de una buena recepción.

Aroche fue originalmente la ciudad romana de Arruci Vetus, pero aquí se han descubierto muchos más vestigios antiguos de habitación, incluyendo gigantescas piedras prehistóricas de una sola pieza, o menhires erigidos en el período megalítico.

Al llegar con su propio transporte, tome la primera entrada, totalmente asfaltada, a la izquierda de la ciudad que viene de Aracena; usando el otro camino de entrada al este se llega a una madriguera de empinadas callejuelas empedradas que son difíciles de recorrer. Una vez que se ha subido la colina hasta el pueblo, el lugar obvio al que hay que apuntar es el Castillo.

Construido por los almorávides en el siglo XII, el fuerte fue remodelado después de la Reconquista, pero la alteración más extraña de todas fue convertir el interior en una plaza de toros a gran escala. Una curiosidad aquí son los "sallyports" - estrechas aberturas en el muro de piedra de la arena - utilizados por los toreros para esquivar al toro, en lugar de la barrera o valla normal.

Qué ver en Aroche Huelva

Tenga en cuenta que para acceder a todos los lugares de interés de la ciudad, incluido el Castillo, tendrá que llamar al Centro de Visitantes (mayo-septiembre, viernes-domingo y días festivos, de 10 a 14 y de 16 a 18.30, octubre-abril, sábados y domingos, de 10.30 a 13.30 y de 15.30 a 17.30) por una calle escalonada a la derecha del Ayuntamiento en la plaza principal, la Plaza de Juan Carlos I.

También venden copias de la Guía de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche, un libro útil con información sobre todos los pueblos de la sierra. Cuando está cerrado el Ayuntamiento suele ayudar con información.

En el mismo edificio del Centro de Visitantes, el espléndido antiguo convento de la Cilla, del siglo XVII, que incorpora una sala de prensado de aceite de oliva del edificio original, alberga el museo arqueológico de la ciudad (abierto en el mismo horario que el Centro de Visitantes).

Una interesante colección tiene numerosos hallazgos de los períodos romano y moro, así como cerámicas y otros artefactos de Turóbriga, un asentamiento ibérico del primer milenio a.C. descubierto a 3 km al norte de la ciudad.

Justo debajo del castillo, la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción fue iniciada en 1483 pero añadió una mezcla de estilos mudéjar, gótico y renacentista antes de su finalización 150 años después.

Detrás de un exterior adusto y con contrafuertes, la iglesia de tres naves tiene un trío de retablos: la imagen de Cristo bajado de la cruz en la parte superior de la nave derecha (o sur) es de La Roldana; la representación de Cristo nazareno, llevando su cruz, en el retablo al final de la nave izquierda es una obra del siglo XVII de Alonso Cano.

En el muro norte cercano, otro retablo tiene -por debajo y a la izquierda de Nuestra Señora de los Remedios, la patrona de la ciudad- una pequeña imagen de la Virgen, trabajada con gran sensibilidad, posada en una media luna invertida y una serpiente enroscada, otra obra del siglo XVII de La Roldana.

Entre los otros tesoros de la iglesia (sólo visibles cuando el cura o sacerdote está disponible debido a su valor) se encuentra el crucifijo del siglo XV del Cardenal Mendoza de Sevilla, partidario de Isabel, así como un icono ruso del siglo XVII de San Petersburgo.

Hay algunos museos bastante extraños en Andalucía, pero el Museo del Santo Rosario de Aroche, c/Ordoñez Valdés s/n, tiene que ser uno de los más excéntricos.

Situado un poco más abajo al este del Ayuntamiento y cerca del correo, las piezas expuestas consisten en más de mil rosarios donados por destacadas personalidades religiosas como el Papa Juan XXIII y la Madre Teresa, además de otros de toreros y futbolistas y uno de Juan F. Kennedy y otro del Rey Juan Carlos. Los enviados por Richard Nixon y el General Franco traicionan sospechosamente poca muestra de desgaste.

Un agradable paseo fuera del pueblo comienza en el lado opuesto (norte) de la principal N433 a la Ermita Gótico-Mudéjar de San Mames del siglo XII-XIV. La pista que conduce a ella está señalizada entre las dos vías de entrada al pueblo.

Siguiendo esto durante 2 km. se llega a la ermita (miércoles-viernes 8-3pm, sábados y domingos 10-2pm y 4-7pm; gratis) una iglesia de triple nave con fragmentos de pintura mural. Junto a la iglesia están los extensos y recientemente revelados restos de la ciudad romana de Turóbriga.

Se han desenterrado importantes edificios que rodean lo que parece ser un foro, mientras que continúan las excavaciones, que ahora revelan una importante aglomeración urbana antigua, en los campos circundantes donde se ha descubierto una casa de baños.

Aspectos prácticos de Aroche Huelva

Desafortunadamente, debido a los recientes cierres no hay actualmente ningún alojamiento en Aroche. En cuanto a comer y beber, hay varios buenos bares de tapas, incluyendo el céntrico Centro Cultural Las Peñas, c/Real 8, cerca de la iglesia, que tiene un relajante bar que sirve una gran selección - pruebe los chocos (sepia).

Otras posibilidades son la popular Cafetería Las Peñas - especializada en tapas de mariscos - en la plaza cerca del Ayuntamiento, y la más pequeña Cafetería Lalo encima de esta con su entrada en la c/Cilla.

Una tarifa más elaborada se ofrece en el Mesón San Mames, c/Del Postigo 2, bajando desde la plaza principal por la c/Dolores Rosada y a la izquierda después de cincuenta metros. Debajo de la iglesia, por la c/Bellido, el Mesón Los Arcos es otro lugar popular de tapas.

Un paseo desde El Repilado a Los Romeros

El regreso a Aracena desde Aroche a través de la N433 le lleva al pueblo de El Repilado, desde donde puede hacer una pintoresca caminata de cinco kilómetros hacia el sur a lo largo del Río Caliente hasta el encantador pueblo de Los Romeros.

Salga de El Repilado por la carretera N433 en dirección a Cortegana y tras cruzar el puente sobre el río, gire a la izquierda por la HV-111 en dirección a Los Romeros. En el lugar que la carretera atraviesa en la orilla este del río, seguir la pista por la orilla oeste que conduce a través de bosques de castaños y álamos negros, y donde en primavera se ve una profusión de flores silvestres.

Cuando el camino atraviesa el río, utilice el puente para acceder al pequeño y pintoresco pueblo de Los Romeros, un lugar dedicado a la producción de jamón (toma su nombre de una importante familia de jamoneros).

Para el alojamiento se puede probar la Finca La Silladilla, un cortijo con varios cortijos reformados e instalaciones como bar, restaurante y piscina.

En el propio pueblo, el supermercado Hermanos Márquez también ofrece casas en Los Romeros y sus alrededores (mínimo dos noches, con capacidad para dos o cuatro personas).

Para comer y beber, el Bodegón Los Romeros en la Plaza del Valle Florido (junto a la iglesia) hace buenas tapas y raciónes y tiene una terraza, mientras que La Albardería, a cien metros por un camino señalizado más allá de la iglesia, es un lugar más elaborado pero aún así económico con una buena selección de los platos típicos de la sierra.

Ir arriba