Capilla Real entradas y horario

La Capilla Real (Capilla Real; Abril-Sept Lun-Sab 10.30-12.45 y 4-7pm, Dom 11am-12.45 y 4-7pm; Oct-Marzo Lun-Sab 10.30-12.45 y 3.30-6.15pm, Dom 11am-12.45 y 3.30-6.15pm; 3 euros. 50) es el edificio cristiano más impresionante de Granada, de estilo gótico tardío flamígero y construido ad hoc en las primeras décadas del dominio cristiano como mausoleo de Los Reyes Católicos, los "libertadores" de la ciudad.

Antes de entrar, fíjense en el friso de piedra sobre la entrada que alterna románticamente las iniciales de los dos monarcas. Isabel, de acuerdo con su voluntad, fue enterrada originalmente en el cerro de la Alhambra (en la iglesia del convento de San Francisco, hoy parte del parador) pero su riqueza y poder no demostraron ser una salvaguarda de sus deseos; tanto sus restos como los de su esposo Fernando, que murió once años después en 1516, fueron colocados aquí en 1522.

La última indignidad de Isabel se produjo en la década de 1980, cuando la vela que pidió que iluminara perpetuamente su tumba fue sustituida por una bombilla eléctrica - después de muchas protestas la vela fue restaurada.

Capilla Real de Granada historia

Pero, al igual que con la tumba de Colón en Sevilla, hay una duda considerable sobre si alguno de los restos en estos ataúdes de plomo - tan reverentemente considerados por los españoles visitantes - son los de los monarcas en absoluto. La capilla y las tumbas fueron profanadas por las tropas de Napoleón en 1812 y los ataúdes se abrieron y se profanaron.

Reyes católicos

Las tumbas de los monarcas en una simple cripta subterránea son tan simples como se puede imaginar: Fernando e Isabel, flanqueados por su hija Juana ("la Loca") y su esposo Felipe ("el Guapo"), descansan en ataúdes de plomo colocados en una cripta sencilla (una "F" no fácilmente visible que marca la del rey a la izquierda de la pareja central).

El ataúd más pequeño de la derecha es el del infante Príncipe de Asturias que murió antes de cumplir los dos años. Sobre ellos, sin embargo, hay un elaborado monumento renacentista, con las efigies esculpidas de los cuatro monarcas - la respuesta de su nieto Carlos V a lo que él encontró "una habitación demasiado pequeña para una gloria tan grande".

Las figuras de Fernando e Isabel se identifican fácilmente por el león y la leona de aspecto más bien insignificante que tienen a sus pies. La leyenda popular dice que la cabeza de Isabel se hunde más profundamente en la almohada debido al peso de su inteligencia comparada con la de su marido; esto no carece de cierta verdad ya que Fernando nunca fue mucho más que un consorte.

Tallada en mármol de Carrera por el florentino Domenico Fancelli en 1517, los paneles laterales de la tumba representan a los Apóstoles y escenas de la vida de Cristo y son especialmente finos.

La inscripción en latín a los pies de los monarcas tiene un tono brutalmente triunfalista: "Derrocadores de la secta Mahometana y represores de la terquedad herética". La tumba de Joana y Felipe, una obra muy inferior, es de Ordóñez.

Al frente, que data del mismo período, se encuentra una reja igualmente magnífica, o reja dorada, obra del Maestro Bartolomé de Jaén, y considerada como una de las mejores de España. Su destacado piso superior tiene escenas de la vida de Cristo y la Crucifixión.

El llamativo retablo del altar es de Felipe Vigarny, fechado en 1522, que representa en una escena a San Juan siendo hervido en aceite; bajo las figuras arrodilladas de Fernando e Isabel -esculturas posiblemente de Diego de Siloé- hay imágenes que representan eventos cercanos a los corazones de ambos, Boabdil entregando las llaves de Granada para él, el bautismo forzoso de los moros derrotados para ella.

En la Sacristía de la capilla se exhiben la espada de Fernando, la corona de Isabel y los estandartes utilizados en la conquista de Granada. También aquí está la destacada colección personal de Isabel de pinturas flamencas medievales - incluyendo un magnífico tríptico de El Descendimiento de Dirk Bouts.

Aquí también hay importantes obras de Memling, Bouts y van der Weyden - así como varias pinturas italianas y españolas, incluyendo paneles de Botticelli, Perugino y Pedro Berruguete.

Centro José Guerrero

Al sur de la capilla, a lo largo de la c/Oficios, se encuentra el Centro José Guerrero (martes-sábado de 11 a 14 y de 5 a 9, domingo de 11 a 14, 1 euro, miércoles gratis), un museo dedicado al artista moderno más famoso de la ciudad y al brillante colorista José Guerrero (1914-91).

Influenciado en un primer momento por el cubismo y más tarde por Miró, en 1950 Guerrero se trasladó a Nueva York, donde se convirtió en uno de los principales exponentes del expresionismo americano, antes de regresar a España en 1965. El museo exhibe obras fascinantes de todos sus principales períodos de desarrollo artístico.

Ir arriba