La Calahorra

Continuando al sureste de Guadix por la A92 hasta Almería, el espectacular castillo renacentista con cúpula de la Calahorra se alza en la punta de 16 km. Un desvío a la derecha nos lleva a los 4km hasta el pueblo del mismo nombre, donde, sobre una colina, se construyó en 1509-12 este inquietante monstruo de piedra roja.

Su arquitecto era italiano y su propietario, un tal Rodrigo de Mendoza, era el hijo bastardo del poderoso cardenal Mendoza, que hizo mucho por establecer a Isabel en el trono. Rodrigo, creado marqués de Zenete por Isabel, adquirió el gusto por el Renacimiento durante una estancia en Italia, y ordenó el castillo como regalo de bodas para su esposa, María de Fonseca.

Sin embargo, la sombría situación resultó poco atractiva tanto para ellos como para sus descendientes, y fue raramente utilizada.

Castillo de la Calahorra

El castillo de propiedad privada está abierto al público sólo los miércoles (de 10 a 13 y de 16 a 18 horas; 3 euros); fuera de este horario se puede acceder visitando la c/de los Claveles 2 en el pueblo, hogar del guardián, Antonino Tribáldoz que nació en el castillo. Una vez dentro, podrá ver un exquisito patio renacentista, lo último que se esperaría detrás de un exterior tan agrio.

Las puertas, arcos y escaleras de este patio de dos pisos están bellamente talladas en mármol de Carrara. Algunas de las habitaciones del palacio tienen techos finamente artesonados y también hay una curiosa prisión de mujeres. Deje su vehículo en la parte inferior de la pista llena de piedras que lleva al castillo y camine para evitar daños graves en la parte inferior de su coche de alquiler.

Dónde dormir

Las habitaciones están disponibles en la confortable Hospedería del Zenete, Ctra. La Ragua 1, el camino que lleva al pueblo, un hotel de cuatro estrellas con grandes vistas al castillo desde la mayoría de las habitaciones (asegúrese de solicitarlo).

Una ventaja de alojarse aquí es que si llama con al menos 24 horas de antelación, le organizarán una visita al castillo. El bar-restaurante del hotel es bueno para las tapas y las comidas formales y tiene un menú económico.

Más adelante en la misma carretera, el Hostal-Restaurante La Bella, Crta. de Aldeire 1, en el propio pueblo, es la opción más económica y ofrece buenas habitaciones con aire acondicionado y televisión encima de un restaurante con un decente menú de 9 euros entre semana.

Cómo llegar a La Calahorra

Desde La Calahorra, una solitaria pero pintoresca carretera de montaña - la A337 - se dirige hacia el sur hasta el Puerto de la Ragua, a 1993m el paso más alto de Andalucía para todo tipo de clima. La escalada ofrece unas vistas espectaculares de la llanura de la Hoya de Guadix y del rosado castillo de La Calahorra.

Al llegar al puerto, donde puede hacer frío incluso en verano, encontrará un agradable refugio con cómodas literas y un restaurante. Para estar seguro de una cama, llame por adelantado.

También hay un centro de información aquí (jueves-domingo 10am-2.30pm más sábados 5-7pm) con mapas de la zona. Más allá del paso, la carretera se bifurca, ofreciendo alternativas de descenso a los pueblos alpujarreños de Válor o Ugíjar al oeste, y Láujar de Andarax en el este. La bifurcación a la izquierda hacia Láujar te llevaría a Bayárcal y al magnífico hotel de montaña Posada de los Arrieros.

Una ruta alternativa de Granada a Almería - a través de la N342 y la A92 y cubierta desde la estación principal de autobuses - va a través de Guadix, una antigua ciudad morisca en ruinas con un vasto y extraordinario barrio de cuevas. Para aquellos que dispongan de transporte, la ruta también ofrece la oportunidad de desviarse al impresionante castillo renacentista de La Calahorra.

Al noreste, la autovía A92N acelera el tráfico desde Guadix hacia Lorca y Murcia, y hay una posible parada en la agradable ciudad mercantil de Baza, más allá de la cual la carretera avanza a través de un paisaje poco poblado durante los 70 km. que separan esta ciudad de los pueblos de Vélez Rubio y Vélez Blanco.

Hacia Almería

Al este, más allá de La Calahorra, la A92 cruza la frontera con Almería y pasa por FIÑANA, con otro castillo, esta vez morisco y en un estado más ruinoso, y una mezquita morisca bien conservada.

Unos 25 km más adelante hay un desvío hacia GÉRGAL, con otra fortaleza bien conservada y, en la cumbre más alta de la Sierra de los Filabres detrás, un observatorio que alberga uno de los telescopios más grandes de Europa, situado aquí por una empresa germano-española para aprovechar el cielo casi constantemente despejado.

La A92 desciende gradualmente hacia el valle del río Andarax - donde se puede desviar hacia el sitio prehistórico de Los Millares - que sigue durante los últimos 15 km hasta Almería.

Ir arriba