Montemayor

Justo después del pueblo de Fernán Núñez se encuentra Montemayor Córdoba , un encantador y típico pueblo de campiña con un castillo del siglo XIV. En el centro de su cuidada placita, hay una divertida copia de la fuente de los leones de la Alhambra de Granada.

Más interesante es la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, del siglo XVI, con un sagrario de estuco bellamente pintado y una pila bautismal tallada en el siglo XVI, que todavía se utiliza para iniciar al recién nacido de la parroquia.

Necesitarán encontrar al sacerdote, el Padre Pablo Moyano, para abrir la iglesia y puede que esté en el Casino, una antigua institución al otro lado de la plaza. Si lo piden, también les dejará ver su colección personal de arqueología (diariamente de 9 a 10.30 y de 6.30 a 8 p.m.; gratis), guardada en una bóveda debajo de la iglesia y por la que es famoso en muchos kilómetros a la redonda.

Esta enorme acumulación de artefactos incluye monedas, implementos agrícolas, piedras de molino, joyas y esculturas - la mayoría de ellas de Ulia, como lo fue Montemayor en la época romana - y ha sido recolectada en sus paseos a través de los años en los campos circundantes.

Cerca del pueblo, en la N331, hay habitaciones en el Hotel Castillo de Montemayor, Carretera Córdoba-Málaga s/n, que es acogedor, eficiente y tiene un restaurante de buena calidad.

Córdoba

Al sur de Córdoba, y extendiéndose hasta las montañas de la frontera sur de la provincia, se encuentra la Campiña Cordobesa. Una región fértil y ondulante de campos de trigo, olivares y productivos viñedos, ha sido famosa desde la época romana cuando los eminentes escritores romanos Plinio y Marcial elogiaron sus alcachofas, frutos, lana y la excelencia de su aceite de oliva.

La ciudad de Baena mantiene la tradición con un aceite tan bueno que lleva una etiqueta oficial de denominación de origen. Cada uno de los pueblos de la Campiña tiene su propio e interesante castillo, iglesia, palacio o villa romana y a veces una bodega, y hay pueblos como Priego de Córdoba, una fiesta de arquitectura barroca y bien alejada de la ruta turística, que son joyas por descubrir.

Los dos itinerarios aquí descritos siguen a grandes rasgos las rutas de autobús de Córdoba a Málaga y Granada respectivamente, lo que facilita las paradas en el camino, ya que incluso los pueblos más pequeños suelen tener un hostal u hotel para proporcionar una cama para la noche.

Esto abre la posibilidad de paseos que exploran algunos de los encantadores paisajes de la Campiña incluyendo - en sus partes bajas - el Parque Natural de las Sierras Subbéticas, repleto de colinas boscosas y valles fluviales. Obviamente, su propio transporte - y un poco de zigzag y retroceso - le permitirá combinar ambas rutas.

Muchas de las oficinas de turismo de esta zona disponen de un folleto bilingüe gratuito, la Guía de Senderismo de la Subbética, que detalla catorce paseos por el parque.

La Ruta del Vino

Este itinerario sale de Córdoba por la A4-E5 (o más directamente por la A45) y, después de 14 km, se bifurca a la izquierda por la N331 hacia Fernán Núñez, un agradable pueblo de colina a otros 14 km de distancia.

Entre los lugares interesantes de esta ruta se encuentran Montilla, centro de la producción de vino de Córdoba, y Rute, donde se elabora el anís, un brebaje mucho más fuerte. El itinerario termina en el hermoso pueblo lacustre de Iznájar, en medio de un buen paisaje de senderismo.

Ir arriba