Qué ver en Niebla Huelva

A 12 kilómetros al oeste de La Palma, a lo largo de la A472, las antiguas murallas y torres de Niebla Huelva, de color rosa salmón, son una vista espectacular. La aproximación es maravillosa, casi un cuento de hadas medieval hecho realidad, ya que esta es una verdadera ciudad amurallada y se ve la parte.

Puente romano

El puente romano que se cruza para llegar a ella - probablemente construido en el siglo II durante el reinado de Trajano - está notablemente bien conservado y ha soportado el tráfico durante dos mil años hasta que fue volado durante la Guerra Civil. Desde entonces ha sido meticulosamente restaurado.

Asentamiento fenicio

Poco se sabe de un asentamiento fenicio aquí o del posible poblado ibérico de la tribu turditana que pudo haberlo precedido. Sin embargo, las monedas encontradas que datan del período romano dieron al pueblo el nombre de Ilipla, que probablemente deriva del nombre ibérico.

Descrita por el escritor romano Plinio como una ciudad fortificada de importancia estratégica, fue un eslabón crucial en las masivas operaciones mineras romanas llevadas a cabo río arriba en las minas de Río Tinto.

Los metales, en su mayoría plata, eran transportados río abajo por barcaza y luego transferidos a galeras aquí para el viaje a Roma y otras partes del imperio.

Historia de Niebla Huelva

El Obispado bajo los visigodos, después de la conquista morisca pasó a formar parte sucesivamente de los dominios almorávides y luego almohades hasta que, como estado taifa independiente, experimentó su mayor período de prosperidad durante el siglo XII, comerciando con azafrán y pasas.

Tras caer en manos de las fuerzas cristianas bajo Alfonso X en 1262, Niebla pasó a ser feudo de varios gobernantes, hasta que en 1369 pasó a manos de la dinastía Guzmán, tras lo cual entró en un largo período de decadencia.

Puerta del Socorro

Una vez dentro de los dos kilómetros de largo que rodean las murallas, las ordenadas calles de Niebla, con sus casas encaladas y pequeñas plazas, son una delicia para explorar. La Puerta del Socorro conduce desde la carretera Sevilla-Huelva a la Plaza Santa María en el corazón de la ciudad, dominada por la iglesia de Santa María de Granada.

Casa de Cultura

La llave está disponible en la conserjería de la Casa de Cultura (que es el antiguo Hospital de Nuestra Señora de los Ángeles, del siglo XV), casi frente a la iglesia. Se entra por un espléndido portal mozárabe de once lóbulos, se cree que la iglesia original del siglo X fue construida sobre una catedral visigoda, y fue utilizada por los cristianos durante el período almorávide.

Mezquita

Fue convertida en mezquita por los almohades en el siglo XIII: el mihrab que ahora se ve en el muro lateral, así como la elegante torre - su minarete - datan de este período. Los pilares de las ventanas del segundo piso de la torre, por cierto, se cree que provienen de la iglesia visigoda original.

Notable episcopal de Silla

Entre los artefactos que salpican el austero y muy restaurado interior mudéjar gótico se encuentran un par de altares romanos y el notable episcopal de Silla, tallado en piedra, el trono de los obispos visigodos. Fuera de la entrada, un patio está salpicado de restos de la historia accidentada del edificio - varias piedras y pilares visigodos, cristianos y moros.

Iglesia de San Martín

De las ruinas de la iglesia de San Martín, cerca de la puerta principal de la ciudad y atravesada por una plazuela, sólo se conservan el ábside, el campanario y una capilla.

Fue construida en el siglo XV en el lugar de una antigua sinagoga donada en tiempos más tolerantes por Alfonso X como concesión a los judíos de Niebla, y antes de que la Inquisición comenzara su espeluznante labor. La capilla cerrada contiene una escultura del siglo XV de Cristo siendo azotado.

Castillo de Guzmán

También vale la pena buscar las cuatro puertas de la ciudad, cada una con su arco de herradura morisco y sus características, así como el Castillo de Guzmán (diariamente de 10 a 18 horas; 4 euros) con vistas desde sus torres.

En origen el Alcázar Moro, pero muy añadido por Enrique de Guzmán en el siglo XV, más tarde cayó en decadencia y se arruinó después de que el Mariscal Soult lo utilizara como cuartel para las tropas francesas durante la Guerra de la Independencia. Hoy en día ofrece conciertos y producciones teatrales durante los meses de verano como parte del festival anual de teatro y danza de Niebla.

Turismo en Niebla Huelva

Puedes recoger un mapa e información para el visitante en el Turismo del pueblo (diariamente de 10am a 6pm) ubicado dentro del Castillo. La estación de tren de Niebla, en la línea Sevilla-Huelva, tiene dos trenes diarios en cada dirección. La estación se encuentra al final de la c/Walabonso, bajando entre la Casa de Cultura y la iglesia de Santa María.

Hoteles en Niebla Huelva

Pensión Los Hidalgos

Hay un hostal, la limpia y acogedora Pensión Los Hidalgos, c/Moro 3, con algunas habitaciones con baño, fuera de los muros, cerca de la parada de autobús Sevilla-Huelva.

Dónde comer en Niebla Huelva

Brasería Las Almenas

Para comer tendrás que buscar en la carretera principal extramuros, donde la Brasería Las Almenas en c/Padre Marchena 2 (con un menú diario por 10 euros) es un lugar decente, y el Bar Parada en la carretera que lleva a Huelva también merece la pena intentarlo.

Siete kilómetros más adelante, en dirección a Huelva, un desvío a la izquierda conduce a Moguer, una ciudad en el camino de Colón.

Pueblos cercanos a Niebla Huelva

Con su propio transporte, la vía más rápida - pero más aburrida - desde Sevilla hacia el oeste hasta Huelva es a través de la autovía A49.

Más tranquila e interesante es la A472 que atraviesa la zona al oeste de la ciudad llamada El Aljarafe por los moros (las "tierras altas", en realidad más bien llanas), plantada con olivos, viñas y naranjos, pasando por una serie de pueblos agrícolas hasta llegar, después de 12 km, a Sanlúcar la Mayor donde el célebre chef catalán Ferran Adrià había localizado el puesto avanzado andaluz de su imperio culinario.

Unos 35 km más adelante, en la provincia de Huelva, a lo largo de la A472, se encuentra la ciudad vinícola de LA PALMA DEL CONDADO, a la izquierda de la carretera. Es muy probable que este terreno, una zona plantada con vides por primera vez por los griegos, produjera el vino local que Colón llevó en su viaje al Nuevo Mundo cuando navegó desde la cercana Palos.

El vino que se produce aquí hoy en día es el Condado de Huelva, que difícilmente se encuentra entre las mejores cosechas de España, pero los blancos secos son un excelente compañero para los mariscos.

Con su impresionante iglesia barroca del siglo XVIII de San Juan Bautista que se alza sobre una plaza central bordeada de palmeras, este lento pueblo de campo de paredes blancas es un buen punto de parada para tomar una copa de la cerveza local en uno de los bares centrales.

Si te sientes tentado a quedarte, el Hostal Garle, en el cruce de la A472, tiene habitaciones con aire acondicionado y baño sobre una venta decente. Un nuevo y elegante restaurante, A La Agencia, c/Real 19, se encuentra a pocos minutos a pie en el pueblo propiamente dicho y sirve excelentes platos a precios razonables en la sala principal o sabrosas tapas en su bar.

Dirigiéndose al sur de La Palma por 6km, BOLLULLOS DEL CONDADO es un pequeño y concurrido pueblo lleno de bodegas y ventas (llamadas bodegones aquí) que son lugares grandes y de techo alto capaces de sentar a más de cien comensales en largas mesas de caballete. Algunas de ellas se alinean en la calle principal - Abuelo Curro, Tío Paco y El Postigo valen la pena intentarlo.

La A483 continúa hacia el sur desde Bollullos hasta El Rocío y el Coto de Doñana.

Ir arriba