Dónde está Setenil de las Bodegas

A seis kilómetros al noreste de Ronda La Vieja en vuelo de pájaro, y un poco más largo por el MA486, Setenil de las Bodegas es la más extraña de todas las Ciudades Blancas, sus calles en forma de cueva formadas por el saliente de un desfiladero excavado en la roca de toba por el Río Trejo.

Cómo es el pueblo

Muchas de las casas - a veces de dos o tres pisos de altura - tienen techos naturales en la roca que, en algunos lugares, bloquean el cielo por completo. En su día fue un importante centro de producción de vino, ya que las cuevas producían buenas bodegas; de ahí el nombre de la ciudad.

Sin embargo, la plaga de filoxera del siglo XIX destruyó las viñas y trajo consigo la ruina económica, de la que Setenil sólo se ha recuperado en los últimos tiempos.

Qué ver en Setenil de las Bodegas

Los demás lugares de interés de Setenil son limitados, pero si se puede entrar en la iglesia de la Encarnación (preguntar a los vecinos o contactar con la oficina de turismo) -una estructura gótica del siglo XVI- se puede ver una fina pintura flamenca de doce paneles que sobrevivió a la devastación de la Guerra Civil.

Ayuntamiento

Las ruinas del cercano castillo morisco también merecen una mirada, y debajo de la iglesia, el Ayuntamiento del siglo XVI, que ahora sirve como oficina de turismo (martes-domingo 10am-2pm y 6-8pm) tiene un soberbio techo artesonado mudéjar con una inscripción que data del 21 de septiembre de 1484 - el día en que Isabel y Fernando capturaron la ciudad.

Sólo lograron este triunfo después de que siete intentos anteriores (septem nihil - siete veces nada) fracasaran, dando origen a la primera mitad del nombre de Setenil hoy en día.

El Mirador

Entre los buenos lugares para comer se encuentran El Mirador, a través de un arco y cuesta arriba de la oficina de turismo con un menú económico y grandes vistas, el Bar-Restaurante Domínguez en la céntrica Plaza de Andalucía con una agradable terraza, y el acogedor Bar-Restaurante Las Flores, Avda. del Carmen 24, cerca del río en el extremo opuesto de la ciudad desde la iglesia, con más vistas.

Hoteles en Setenil de las Bodegas

Para alojarse, también hay un hotel decente, El Almendral, en la carretera a las afueras del pueblo, con una piscina olímpica y un buen restaurante en la planta baja.

Sin coche propio, el único transporte público que llega a Setenil es el poco frecuente servicio de autobuses desde Ronda (la estación de tren de Setenil está a 8 km del pueblo). Una vez aquí es posible caminar los 6km hasta las ruinas de Ronda La Vieja a través de las aldeas de Campiña y Venta de Leche.

Ir arriba