Zahara de la Sierra

Vale la pena volver a Grazalema para tomar la espectacular carretera CA531, que sube al Puerto de las Palomas (Paso de las Palomas, a 1350m el segundo paso más alto de Andalucía). Un poco antes del paso se ve a la izquierda una entrada al bosque de pinsapos - este es el comienzo del Itinerario del Pinsapar.

Una vez pasado el paso, la carretera se embarca en un dramático descenso hacia Zahara de la Sierra (o de los Membrillos - "de los Quinces"), rodeada de olivares. Este es quizás el más perfecto de los pueblos de montaña fortificados de Andalucía, un hito en kilómetros a la redonda, sus casas de tejas rojas acurrucadas alrededor de una iglesia bajo un castillo en ruinas en un duro afloramiento de roca.

Fue una vez una importante ciudad morisca, y su captura por los cristianos en 1483 abrió el camino para la conquista de Ronda - y finalmente de Granada. El corazón del pueblo, declarado monumento nacional en 1983, es una calle principal empedrada que conecta la iglesia de San Juan y la iglesia barroca del siglo XVIII de Santa María de la Mesa, que tiene un fino retablo con una imagen de la Virgen del siglo XVI.

La torre que se conserva del castillo árabe del siglo XII (de libre acceso) -construido sobre uno romano anterior- se alza sobre el pueblo e incorpora los restos de una iglesia primitiva. El terreno cercano al pueblo ha cambiado drásticamente en los últimos años debido a la creación del embalse de Zahara y El Gastor, cuyas aguas bañan ahora el pie de su colina en los flancos norte y este.

En el extremo oriental de la calle principal, c/San Juan, un centro de información del Parque Natural (diariamente de 9.00 a 14.00 y de 16.00 a 19.00 horas) puede proporcionar información sobre la aldea y el parque natural, y actúa como oficina de reservas de varias casas rurales y granjas locales.

El pueblo tiene varios lugares donde alojarse: en la calle principal, el Hotel Marqués de Zahara (con desayuno) tiene habitaciones con balcón, un patio sombreado y un restaurante que sirve especialidades locales.

Más allá de aquí, en el camino que lleva al castillo, el elegante y valioso Hotel Arco de la Villa dispone de habitaciones con espectaculares vistas al cercano embalse. Hacia la piscina del extremo este del pueblo, el Hostal Los Tadeos, Paseo de la Fuente s/n, es otra opción de habitaciones con baño y vistas.

El camping de Zahara está a la orilla del embalse: El Camping Entre Olivos se encuentra a 2 km al sur del pueblo, al que se llega siguiendo la antigua carretera de Ronda (C339) y desviándose por un camino señalizado hacia el Arroyo Molinos, cerca del lago, donde se ha creado una playa artificial para el baño y los deportes acuáticos.

El camping tiene su propio restaurante. Para tapas y raciónes hay un conjunto de bares alrededor de la iglesia de Santa María, y para comidas, el Mesón Los Estribos, c/El Fuerte 3 cerca del Hotel Arco de la Villa, es una buena apuesta con un menú de 8 euros entre semana. Tanto este último hotel como el Hotel Marqués de Zahara tienen restaurantes decentes propios.

Un nuevo e interesante establecimiento es el de precio medio Al Lago, c/Rodríguez de la Fuente 11, en la carretera de Grazalema; tienen la terraza más atractiva del pueblo y ofrecen varios platos de influencia mediterránea, ensaladas, paella e incluso tienen una noche de curry (platos principales 9-15 euros).

Ir arriba