Zuheros Córdoba

Situado en un desfiladero respaldado por escarpados acantilados rocosos a unos 5 km al oeste de Luque, Zuheros es otro pueblo subbético de impresionante belleza. Un grupo de casas blancas se derrumba por la colina debajo de un romántico castillo moro construido sobre y en la roca. Más tarde se añadieron cristianos después de que cayera en manos de Fernando III (El Santo) en 1240 y se convirtiera en un bastión fronterizo contra el reino de Granada.

La cercana Iglesia de los Remedios, de principios del siglo XVII (abierta de 7 a 9 de la noche), tiene un buen retablo y una torre construida sobre los restos de un minarete de una mezquita anterior, mientras que en la pequeña plaza vecina un mirador ofrece una gran vista de los alrededores.

Al borde de esta plaza y frente al Bar-Mesón de los Palancos se encuentra el museo arqueológico del pueblo (visitas guiadas sábados, domingos y festivos a la hora: abril-septiembre 10am-2pm y 5-7pm; oct-marzo 10am-2pm y 4-6pm; fuera de este horario pregunte en el Hotel Zuhayra o llame al teléfono 1,90 euros incluyendo la visita guiada al castillo), que muestra fascinantes hallazgos de la Cueva de los Murciélagos, así como exposiciones de los períodos romano y moro.

Un Museo de Costumbres y Artes Populares bien presentado (martes-domingo de 10.30 a 14.00 y de 17.30 a 20.30; 2 euros) que muestra utensilios, muebles y decoración de tiempos pasados puede encontrarse en la c/Santo s/n, cerca del Mesón Atalaya.

En las colinas sobre el pueblo, a las que se llega por una carretera asfaltada de cuatro kilómetros, la Cueva de los Murciélagos (visitas guiadas abril-septiembre sábados, domingos y festivos 11am, 12.30pm, 2pm, 5pm y 6.30pm; 5.40 euros; llame a la T957 69 45 45 o al Hotel Zuhayra para las horas de invierno y para ver la cueva fuera de estas horas) es espectacular y bien merece una visita.

Explorada por primera vez en 1938, su nombre significa "cueva de los murciélagos" y el recorrido de una hora (lleve un suéter) abarca impresionantes estalagmitas, estalactitas e impresionantes formaciones rocosas mientras el guía relata la fascinante historia (revelada por recientes excavaciones) de las notables pinturas rupestres neolíticas y los restos humanos encontrados aquí.

Aspectos prácticos

Una pequeña oficina de turismo (martes-domingo 10am-2pm), está situada justo debajo del pueblo en la carretera de Baena y tiene información sobre el alquiler de casas rurales en la zona. Bajando desde el castillo hay un lugar encantador para alojarse, el Hotel A Zuhayra, c/Mirador 10, que usa el antiguo nombre moro del pueblo y es una base perfecta para explorar el parque natural de los alrededores; los huéspedes pueden usar gratuitamente la piscina del pueblo.

También tienen copias del libro de Clive Jarman, residente local y guía de senderismo, Walking in the Subbética Natural Park, en el que se detallan varias excursiones excelentes; el hotel también puede organizar excursiones en canoa, bicicleta de montaña y observación de aves en el parque natural circundante. Se pueden alquilar estudios y apartamentos totalmente equipados en el restaurante Señorio de Zuheros c/Hornos 3, cerca del castillo.

El Zuhayra tiene un muy buen restaurante con menú, y hay un par de animados bares de tapas y raciónes - Bar-Mesón Los Palancos, frente al castillo con su propio restaurante, y Mesón Atalaya, c/Santo 58, en el extremo oriental del pueblo, junto al desvío a la Cueva de los Murciélagos.

Paseos por Zuheros

Con la ayuda de un buen mapa, se puede seguir el valle del río Bailón hacia el sur desde Zuheros hasta la Ermita de Nuestra Virgen de la Sierra cerca de Cabra, un espléndido paseo a través de las escarpadas colinas. La distancia es de unos 14 km, con una dura subida al final de la Ermita.

Desde aquí, se puede continuar 13 km hasta Cabra, tomando un taxi de vuelta a Zuheros (unos 20 euros) si no se quiere pasar la noche en la propia Cabra. Una forma alternativa de hacer esta caminata es hacerlo en reversa, tomando un taxi de Zuheros a la Ermita, y luego siguiendo el valle del Bailón de vuelta a Zuheros. Para los taxis desde y hacia Zuheros pregunte en la oficina de turismo o en el Hotel Zuhayra.

Una variante más corta y circular de esta caminata comienza de la misma manera al descender al desfiladero del Bailón donde se debe tomar una pista en zigzag siguiendo el río. Cruzar el río cinco veces antes de encontrar el cruce del Arroyo de Moreno y Zareilla (justo después de unas alcantarillas de hormigón), donde se debe girar a la izquierda y seguir el arroyo por un valle verde, manteniendo el arroyo a la derecha.

Al llegar a unos edificios blancos a la izquierda, se cruza el arroyo y se gira a la izquierda ascendiendo, teniendo cuidado con un cortijo en ruinas a la derecha. Continúe hacia arriba y a la derecha, pasando por otra alcantarilla y zigzaguee a través de los bosques para emerger en una amplia llanura abierta. Continúe hacia el este pasando un cortijo blanco a la derecha hasta llegar a dos manantiales: esta es la Fuenfría.

Aquí, gire a la derecha para coger un camino de cabras bien establecido que ahora está señalizado en rojo y verde. Pase por debajo del cortijo en ruinas de la Fuenfría, que es una espléndida parada para el picnic.

Siga el camino señalizado hasta que llegue a un claro y a un cruce. Bifurcación a la izquierda aquí y dejar el camino marcado y pronto bifurcación a la izquierda de nuevo en el bosque para emerger en el Barranco del Bailón. Sigue la pista hasta un cruce. Aquí puedes volver a Zuheros por el camino que has venido.

Ir arriba